CÓMO TRABAJO

 
 

Consulta de psicología en Barcelona en la que ofrezco atención psicológica

de orientación junguiana a:

 

- ADULTOS

- ADOLESCENTES

 

 
 

…adultos…

 

Me dirijo a aquellas personas que buscan orientación o tratamiento por parte de un profesional ante cualquier tipo de malestar psicológico que esté afectando su estado de ánimo o áreas importantes de su vida (familiar, laboral…).

 

También a aquellos que desean crecer interiormente para mejorar su vida y

sus relaciones.

 

Me propongo dar una respuesta personalizada a cada problemática valorando las necesidades, el contexto y las características particulares de la persona que consulta,

en un entorno que procura acogimiento.

 

Inicialmente dedico 4 o 5 sesiones a acoger la demanda de la persona que acude a la consulta y a explorarla. Esta exploración procura una primera comprensión de la problemática de la persona y de los recursos psicológicos de que dispone y permite organizar un abordaje eficaz. Las sesiones iniciales también permiten a la persona que consulta una valoración de si se encuentra a gusto en el entorno terapéutico que ofrezco. Este proceso inicial concluye con la propuesta de un plan de tratamiento.

 

El tratamiento psicológico o psicoterapia consiste en una serie de sesiones donde paciente y terapeuta:

. elaboran conjuntamente el malestar y sus motivos y

. despliegan los recursos del paciente que darán respuesta a su malestar, integrándolo y resolviéndolo.

La psicoterapia, ya desde sus primeras sesiones, mejora el bienestar emocional y la calidad de vida de la persona.

 

El trabajo terapéutico se realiza mediante la palabra, la reflexión y la comprensión, el trato personal y una escucha plenamente activa, el acompañamiento de los procesos… todo ello en el marco que establece la relación terapéutica. Trabajo desde una línea que, a los contenidos conscientes de la vida del paciente, integra los aportes del inconsciente a través de imágenes y sueños. A veces utilizo técnicas de terapia artística, dependiendo de la disponibilidad del paciente y de las características

de su malestar.

 

Las sesiones de psicoterapia tienen una duración aproximada de 50 minutos y suelen realizarse con una frecuencia semanal.

 

- “¿Cuánto dura una terapia psicológica?”

-El tiempo necesario para que el malestar

que motivó la consulta no se repita en el futuro.

La duración de la terapia depende de cada persona y de cada caso,

del tipo de problemática y de lo enraizada que se encuentre.

 

Junto al paciente, me propongo recorrer un camino

que, partiendo del alivio de los síntomas manifiestos,

conduzca a la integridad psíquica.


 
 

 …adolescentes…

 

La adolescencia es un periodo complejo de reorganización física y psíquica que

desembocaen la organización de la identidad adulta.

Esta etapa genera dudas, incertidumbres e inquietud

tanto en el adolescente como en sus padres.

La adolescencia, en tanto que tiempo de transición, se caracteriza por la ambivalencia

y la volubilidad emocionales. Las emociones del adolescente cambian a gran velocidad, a menudo de un extremo a otro, lo cual le da una imagen contradictoria y tensa, confusa y desconcertante. Son propias de esta etapa las sensaciones de soledad y de incomprensión, y por eso es habitual el enfrentamiento del adolescente con el mundo adulto.

 

El espacio de la psicoterapia actúa como marco de referencia que acompaña al adolescente en esta transición.

 

- “¿Qué señales en la adolescencia hay que consultar con un psicólogo?”

 - El absentismo y el fracaso escolares, el consumo de sustancias adictivas,

la apatía persistente, la rebeldía no constructiva,

las relaciones difíciles con los compañeros (desde la timidez hasta la agresividad),

las relaciones difíciles con los adultos (padres y escuela),

la baja autoestima, la depresión, la ansiedad, la anorexia, la bulimia…

 

La psicoterapia con adolescentes da frutos a corto plazo y es preventiva de desórdenes mayores en la edad adulta. 

 

Con los adolescentes, especialmente, me propongo crear un espacio de confianza y respeto, confiable y consistente, en el que puedan mostrarse con toda su contradicción, para poder acompañar y guiar sus procesos.

 

Los padres son los que habitualmente hacen la demanda de terapia para su hijo adolescente. En primer lugar realizo una entrevista con ellos para que expongan lo que le pasa a su hijo y sus dudas e inquietudes.

 

Es frecuente que, inicialmente, el adolescente se niegue a acudir al psicólogo; forma parte de la psicoterapia ayudarle a pedir ayuda, a formular su propia demanda y a establecer un vínculo con el psicólogo.

 

Después, a lo largo de la psicoterapia, realizo reuniones periódicas con los padres para informarles sobre el proceso. En el caso de que el proceso lo requiera, también me coordino con los profesionales de la institución escolar.